Volvo Cars logra establecer planta climáticamente neutra a nivel global

Volvo Cars logra establecer planta climáticamente neutra a nivel global

La planta de fabricación de Volvo en Taizhou ha realizado una transición del uso de gas natural a biogás, logrando así una reducción de más de 7,000 toneladas de CO₂ al año.

Esta iniciativa convierte a esta planta en la primera instalación de la compañía en China en alcanzar el estatus de neutralidad climática.

Aunque este cambio representa una pequeña fracción de las operaciones globales de Volvo, es un paso crucial hacia el objetivo de la empresa de disminuir las emisiones en todas sus operaciones para 2025 y avanzar hacia la neutralidad climática en sus operaciones.

Como todas las plantas de Volvo a nivel mundial, las instalaciones en Taizhou ya contaban con tecnologías de energías neutrales. Ahora, esta planta se ha convertido en la segunda planta automotriz de Volvo en el mundo en lograr la neutralidad climática, después de la planta de Torslanda en Gotemburgo, Suecia.

“La transición al biogás en nuestra planta de Taizhou evidencia cómo cada uno de nuestros centros de fabricación en todo el mundo está desarrollando su propio conjunto de soluciones energéticas climáticamente neutrales, basándose en lo disponible regionalmente”, comentó Javier Varela, director de operaciones y vicepresidente ejecutivo de Volvo Cars.

Aproximadamente el 40% de la demanda eléctrica de la planta se cubre con paneles solares situados en las instalaciones, una medida que se espera incrementar en los próximos años. El 60% restante de la electricidad proviene de una red eléctrica generada por energía solar. Además, la calefacción de la planta también utiliza este tipo de energía neutral.

Volvo Cars ha ampliado recientemente su estrategia de sostenibilidad, estableciendo nuevos y ambiciosos objetivos para los próximos años. Su meta de lograr cero emisiones de gases de efecto invernadero para 2040 se apoya en su ambición de ser una empresa climáticamente neutra para ese mismo año. Esta estrategia prioriza la reducción de emisiones reales antes de recurrir a la eliminación de carbono para compensar cualquier emisión inevitable. Asimismo, la empresa está incentivando a sus proveedores a adoptar medidas similares.

Desde la publicación de su primera estrategia de sostenibilidad en 2019, Volvo ha progresado sustancialmente hacia el cumplimiento de sus metas de acción climática. Además de reducir las emisiones de CO₂ en un 74% mediante el uso de energía climáticamente neutral, la compañía también está avanzando hacia sus objetivos globales de CO₂.

Te puede interesar

Recomendaciones a conductores ante presencia de lluvias
Toyota: 700 Mil Vehículos Exportados desde Brasil
La Conectividad Revoluciona Nuestra Forma de Movilizarnos